Archive Tag:vivo

Turquía por tu cuenta: El Itinerario completo

Turquía es un país tan extraordinario que raya en la fantasía. Su milenaria historia todavía se respira en unas calles que conservan el espíritu y el misticismo de un pueblo y una cultura tan antiguos como fascinantes. Su capital cultural, Estambul, es el punto de ebullición del pueblo turco, allí confluyen la historia y la modernidad, la esencia de Turquía.

Pero el país tiene infinitamente más para ofrecer, así que nosotros vamos a incluir: Capadocia, Antalya, la costa del Mediterráneo, y Pamukkale. Tras meses de recorrer estos caminos, les compartimos este itinerario de las fantasticas tierras de Turquía:

Sin brújula y sin compás: Es hora de frenar (por un rato)

Caminamos sin rumbo por una vida sin guion y sin guía. Deambulamos por el mundo en busca de nuevos horizontes, experiencias, aventuras, cambios y personas, amaneceres y atardeceres. Cada viaje en tren se convierte en todos los viajes en tren, cada espera de aeropuerto son todos los aeropuertos, cada kilómetro se asemeja a los anteriores. Hemos perdido nuestro punto de apoyo, no tenemos una base en la que refugiarnos y tanto tiempo a la deriva, sin brújula y sin compás, nos ha generado una nueva sensación, una nueva añoranza. Una que ha guiado nuestros pasos hasta aquí, que nos empujó a poner en práctica nuestro plan de contingencia. Después de casi 2 años de movimiento sin pausas, llego la hora de frenar.

Astana: la capital más extraña del mundo

Frenamos tan de golpe que me sacudí en mi asiento. Me debía de haber dormido, no recordaba en que momento había anochecido. El helado aire nocturno se coló por la puerta cuando la abrieron para que suba un militar, y me di cuenta de que estábamos en la frontera. Celeste ya tenía los pasaportes en la mano. Habíamos llegado, a esas extrañas horas, a Kazajistán. Nos esperaban en Astana, la capital del país.

Sauna y tanques en Ekaterimburgo

La gente se apiñaba con expectación contra las cuerdas que dividían a los espectadores del camino por donde pasaría el desfile. El pálido sol de la fría primavera rusa brillaba con fuerza en un cielo sin nubes, y el ánimo contagioso de la multitud imprimía a las calles de Ekaterimburgo un ambiente de tranquila normalidad que, con toda seguridad, contrastaba con la demostración militar de la que pronto seríamos testigos.

La hermosa experiencia de familiaridad en una casa de campo rusa que habíamos disfrutado el día anterior, y la paz que ésta nos trajo, quedo rápidamente eclipsada por la imponencia de lo que ahora veíamos. Era claro entonces que nuestros días en Ekaterimburgo quedarían grabados en nuestra memoria.

Hong Kong: la guía practica

El área de Hong Kong fue siempre un interrogante para nosotros, y en muchos aspectos aún lo es. Es una ciudad y es una isla, forma parte de China, pues el gobierno chino ejerce presión y control (indirecto) sobre el gobierno de Hong Kong, pero no es China. Sus habitantes, en su mayoría chinos han o descendientes de chinos, no hablan mandarín sino cantones, pero escriben en mandarín tradicional, un sistema de escritura tan complejo que ni siquiera se acostumbra usar en China (donde se escribe en mandarín simplificado). La visa de turista para entrar a Hong Kong es distinta que la de China, y para cruzar de la ciudad al resto del país hay que pasar por una frontera internacional.

¿Mareado? Nosotros aterrizamos en Hong Kong un nublado y húmedo día de finales de invierno con miles de preguntas en la cabeza. Por eso decidimos escribir ésta guía para conocer una de las ciudades más hermosas de China (que irónicamente, no es china):

Autostop en Japón: consejos y recomendaciones

Japón es un país de gente extraordinaria. La amabilidad, el respeto casi obsesivo de las normas, la puntualidad y los modales caracterizan a la gran mayoría de los japoneses. Por desgracia, también los caracteriza una profunda timidez, y una gran dificultad para entablar relaciones, especialmente con extranjeros. Hacer autostop fue la forma en la que logramos conectarnos con su gente, conocerlos, charlar, escuchar sus historias y meternos en su mundo por un rato.

Hacer autostop en Japón no es difícil, pero tampoco carece de dificultad. Después de más de 1000 kilómetros recorridos en los 2 meses que pasamos en el país del sol naciente, compilamos estos consejos:

La montaña es nuestra: en la cima del circuito de Annapurna

Si cierro los ojos todavía puedo recordar ese día minuto a minuto, puedo transportarme a cada momento y sentir lo que sentí, y ver lo que vi. Todo paso porque tenía que pasar, y cómo tenía que pasar. Me desperté en medio de la noche lanzando las mil maldiciones por el frio y por mis ganas de ir al baño. El clima gélido del Himalaya de Nepal se colaba por todas partes en la habitación de adobe pintada toscamente de blanco en la que dormíamos. Salí trabajosamente de debajo de las varias capas de frazadas que nos cubrían y me calce las botas. Ya tenía puesto todo el abrigo disponible, por lo que sólo tome la linterna y me aventure afuera para ir al baño, que quedaba a unos 20 metros de distancia de la habitación, en el ante ultimo hospedaje del Circuito de Annapurna antes del ascenso al paso montañoso de senderismo más alto del mundo, el Paso Thorung La.