Archive Tag:visa

Visa Work and Holiday Australia – Requisitos y beneficios

Viajar con una visa Work and Holiday Australia (subclase 462) es una experiencia extraordinaria. Es un cambio radical en la vida de quienes se animan a residir, trabajar y viajar durante un año en un país tan grande como hermoso y repleto de aventuras por vivir.

Al mismo tiempo, la visa Work and Holiday Australia (subclase 462) es una de las más difíciles de conseguir, principalmente debido a sus requisitos. Pero con paciencia (y un poco de orden) todo es posible. En este artículo nos enfocamos en explicarles qué necesitan para aplicar, y cómo conseguirlo:

Visa Working Holiday: lo que tenes que saber

En la era de las comunicaciones y de la globalización, una visa Working Holiday es nada menos que revolucionaria para el mundo de los viajeros. Bien utilizadas, son las herramientas que pueden hacer posible el sueño, una vez utópico para la gran mayoría, de viajar por el mundo.

Nos encontramos viviendo un auténtico auge en la cantidad, disponibilidad y complejidad de estos programas. Por ésta razón es que a partir de nuestra experiencia luego de haber utilizado 3 visas Working Holiday en los últimos 6 años (Nueva Zelanda, Australia y Dinamarca), hemos escrito ésta guía:

Kuala Lumpur: la guía práctica

Kuala Lumpur, la capital de Malasia, es una de las ciudades más hermosas, diversas y modernas del Sudeste Asiático, y en esta guía práctica les contamos todo lo que necesitan saber para aprovechar su tiempo (y su presupuesto) al máximo durante su estadía en la capital malaya, desde los requisitos para ingresar al país hasta los lugares para comer, dormir, y conocer, pasando por las mejores formas de moverse dentro de la ciudad. 

Pardoo Roadhouse: Viviendo en el desierto australiano

Llegamos en la oscuridad, y el silencio del outback nos envolvió de inmediato. Avanzamos como pudimos hasta una cerca, la cruzamos y caminamos hasta pasar por el costado del único edificio que se distinguía, a medida que nuestra vista se acostumbraba a la penumbra. El cuchicheo de los murciélagos, los sapos, los grillos y los gecos nos acompañaban mientras caminábamos.

Entre un conjunto de estructuras como contenedores gigantes, vimos una luz, y hacia allí nos dirigimos. En la puerta había un cartel que rezaba ¨Staff Rooms¨, la abrimos y nos encontramos en un pasillo con una puerta a cada extremo y un baño en el medio.

Nos decidimos por la de la izquierda, prendimos la luz y nos topamos con un cartel escrito a mano que decía: ¨BIENVENIDOS CULIA¨. Sonreímos aliviados. Habíamos llegado a nuestro nuevo hogar en Pardoo, una vez más, nos internábamos en lo profundo del indomable outback australiano.

Trabajar en Australia: Guía completa de Roadhouse

En éste articulo me pongo serio y voy a explayarme, basado en mi propia experiencia después de haber trabajado en dos roadhouse por 9 meses, en algunos puntos que considero importantes para conseguir trabajo, y trabajar en Australia en una Roadhouse.

Desde la definición, hasta las razones, pasando por la construcción de un Curriculum Vitae, busco abarcar todas las dudas que puedan llegar a aparecer:

Border Village: Viviendo en el medio de la nada

Llegando a la Nada

¿Sera eso nomas? Pensaba mientras el auto en el que viajábamos aminoraba la marcha y se perfilaba para doblar a la izquierda. Encontré la mirada de Celeste en el espejo retrovisor y vi que sonreía discretamente. Llevábamos tres días viajando por el interminable Sur de Australia con destino a Border Village, a nuestro nuevo trabajo, nuestro nuevo hogar.

El silencio, adornado con el lamento de los cuervos que abundan en esa zona, nos envolvía a medida que nos adentrábamos en esa tierra de lo desconocido, protagonista de incontables mitos y fantasías.

Contemplamos las vastas llanuras que se extienden hasta el horizonte en todos los puntos cardinales en un silencio contemplador, porque habíamos llegado al indomable Outback Australiano.

Llegar a Sydney: el viaje comienza de nuevo

Me acuerdo que el viento soplaba con fuerza. Estábamos sentados en el cantero de un edificio en el barrio de Chippendale, a diez cuadras de pleno CBD (Distrito Central de Negocios) de Sydney, Australia. Hacia menos de una hora que habíamos llegado, y estábamos todavía en ese limbo que provoca el cambio brusco de realidad. Volvíamos a viajar.

De repente, dos años y medio de trabajo, corridas, esfuerzo, ansiedad, trámites y una dosis infinita de paciencia llegaban a su fin, y mientras el sol se ponía en ese ventoso día de verano en Australia, yo no podía más que sonreír.