Category Archives:India

Vipassana: Cuando meditar no es lo tuyo

Ya he perdido la noción del tiempo. Los minutos que llevo con los ojos cerrados bien podrían ser horas, días o meses. Lo único real en el mundo es el eco de mi respiración, el aire que entra y sale de mi nariz en torbellinos de sonidos y sensaciones.

Me pesan las pestañas, siento una gota de transpiración caliente bajar con una lentitud irreal por la línea de mi columna, y el dolor en la base de mi espalda sube hasta el cuello en oleadas de un calor que quema. Los pies hace tiempo que no los siento, pero deben estar ahí, pegados a las piernas entumecidas y rígidas después de horas de estar sentado en el suelo sin moverme. Las temperaturas del verano indio me oprimen el pecho. Una pequeña parte de mí que se niega a dejarse olvidar en este viaje al subconsciente me recuerda cada tanto, como si fuera un acompañante en un viaje, donde estoy, con quien estoy, qué estoy haciendo.

¿Realmente me encuentro en un centro de meditación en la India? ¿Cómo se me ocurrió someterme a un voto de silencio absoluto? De a poco mis ojos vuelven a abrirse, y el resto de mí se despierta. Mis ojos confirman lo que mis demás sentidos sospechaban: estoy rodeado de 40 personas en completo silencio, de fondo los canticos en sanscrito de un gurú, reproducidos en un potente equipo de sonido, intentan guiarme en el camino hacia la iluminación. Estoy en un centro de meditación Vipassana, estoy encerrado en una prisión sin barrotes, una de silencio, una de soledad. Estoy en la India.

6 Preguntas sobre India que nadie quiere responder

Para entender cómo es la India es necesario plantearse las preguntas difíciles. Mi relación con los indios empezó mal. Una familia india me estafo trabajando en una granja en Nueva Zelanda a mis 19 años y desde entonces, casi de un modo infantil, me prometí nunca pisar su país. Sentía un rechazo hacia su cultura, su comida, su idioma y su gente en general. Pasarían 4 años para que, trabajando en el Norte de Australia, Álvaro – un argentino amante del legendario subcontinente – me diga: Para entender a los indios tenes que viajar a la India, y ver cómo viven.

Esto fue suficiente para encender mi curiosidad, y en mi vida a donde mi curiosidad va, mis pies la siguen. Así terminamos pasando 3 meses en la India, y ahora les cuento de una forma muy particular cómo a partir de ese viaje mi visión de los indios, y del mundo, cambio para siempre.

Guía e itinerario para el Norte de India (parte 2)

Uno podría dedicar años de su vida a viajar a India y no aburrirse. La increíble diversidad de creencias, costumbres, culturas, religiones, comida, y gente, la convierte en una de las regiones mas interesantes y volubles del mundo.

En la primera parte de nuestro viaje por el Norte, recorrimos los hermosos estados de Himachal Pradesh y el Punjab, dormimos en un Templo de Oro en Amritsar, caminamos entre cientos de templos hindúes en Mandi, y al costado del río Beas entre las montañas de Manali, nos chocamos con la terrible realidad del exilio tibetano en Dharamsala y vivimos decenas de aventuras.

En esta segunda parte, para terminar la Guía de nuestro paso por la región, nos enfocamos en el mas extenso y conflictivo, pero también el mas hermoso de los estados de éste país: Jammu y Kashmir.

Guía e itinerario para el Norte de India (parte 1)

Hay una razón por la que India tiene y ha tenido desde hace siglos un gran atractivo para los viajeros del mundo, una que va más allá de la espiritualidad, más allá de los misterios que la envuelven, y es que viajar por India es viajar por miles de culturas diferentes, todas unidas en una compleja trama social milenaria, una sociedad tan dinámica, tan hermética, tan interconectada, que es una de las que más se resiste a la occidentalización de Asia. El norte de India es tal vez la región más hermosa de éste fantástico país.

Los que sigue es la primera parte del recorrido que hicimos nosotros, con información y consejos recabados tras dos meses de viaje por la zona.

18 fotos para que sueñes con la ruta Leh-Manali

Siempre ame la ruta. Hay algo en esa línea de asfalto en la carretera que se extiende hasta el horizonte que me atrapa, y al mismo tiempo me hace volar. Ya de chico me costaba dormir en los viajes, incluso cuando viajábamos a la madrugada, me quedaba despierto completamente absorto entre el silencio del camino y la profundidad del cielo nocturno. Pero hace unas semanas me toco experimentar toda una nueva experiencia, la increíble carretera Leh – Manali.

La carretera, que yo humildemente denomino la ruta mas hermosa de India (aunque por supuesto no he visto todas), se la mostramos en fotos:

Leh: Montañas para el alma, banderines para el karma

El cansancio y el calor nos estaban pasando factura. Caminaba junto a Erik mientras Celeste y Ula se quedaron a la entrada del pueblo con las mochilas. Buscábamos un lugar donde dormir, perdidos entre callejones tranquilos, siempre rodeados de montañas. Los picos marrones contrastaban con el azul intenso del cielo y parecían mirarnos en silencio solemne. ¿Cuántos viajeros habrían llegado antes que nosotros? ¿Cuántos habrían perdido las palabras ante la belleza de este pueblo rodeado de gigantes? Mientras caminábamos por las empinadas calles de Leh, al norte de India, yo sonreía entre suspiros de cansancio, contento de estar una vez más entre las montañas del Himalaya.

Srinagar: Ni India ni Pakistán, Kashmir

“Mi pueblo sufre” nos dijo, y nunca olvidaría estas palabras. El sol del mediodía caldeaba el ambiente de la mezquita, pero sus palabras eran frías como el hielo. Me dolían las piernas y la espalda por las horas que llevábamos sentados charlando con el grupo de religiosos que pasaban los días sagrados del Ramadán rezando en ayuno, pero estaba atento a cada palabra, sorprendiéndome una vez más en este país de que pueda existir un conflicto tan grande por tanto tiempo, sin que a nadie en occidente parezca importarle. “Todos quieren nuestra tierra, pero nosotros solo queremos paz, no somos indios, no somos pakistaníes, somos kashmiris”. Estábamos en la Mezquita Jama en Srinagar, en el norte de India, estábamos en Kashmir.