Moscú en 3 días: qué ver y qué hacer en la capital

Hay ciudades del mundo donde se puede percibir esa sensación de trascendencia que indica que allí mismo se ha escrito la historia. Eso despierta Moscú en la mayoría de sus visitantes. Ha sido durante los últimos mil años el hogar de revoluciones, de dictaduras, de progreso, de dinastías, de opresión y de las esperanzas del pueblo ruso.

Uno podría pasar meses recorriendo sus calles y sus largas avenidas y seguir descubriendo los incontables secretos que encierra en todas sus esquinas. Pero para que no se pierdan de conocer la escencia de esta antigua ciudad, a continuación les contamos lo que pueden ver en 3 días en Moscú: 

Día 1 en Moscú

Ir a la Plaza Roja

Es el punto más característico de la capital rusa, si es que no de todo el país. Lo primero que pensamos cuando la vimos fue que el nombre le quedaba mal, porque la plaza en sí no es roja, ni tampoco la mayoría de los edificios que la rodean. Pero es que el nombre deriva en realidad de la palabra rusa krasnaya que significa tanto “rojo” como “hermoso”.

La plaza es desde hace siglos el punto neurálgico de la ciudad. A la izquierda desde la entrada principal se encuentra la relativamente nueva reconstrucción de la Catedral de Nuestra Señora de Kazán. La original, construida en el siglo XVI, fue destruida en 1936 por orden de Joseph Stalin como preparación para un desfile militar.

Un poco más allá, donde hace 500 años se organizaban rudimentarios mercados callejeros en puestos de madera al principio, y luego de piedra, hoy en día se alza el centro comercial más fino de la capital, el GUM (literalmente “Tienda Departamental Principal”).

Al comienzo de la plaza, pegado a la entrada, es imposible pasar por alto la llamativa fachada íntegramente roja del Museo Estatal de Historia fundado en 1872, en cuyo interior se exponen elementos y obras de arte relacionados con la larga historia de Rusia. La entrada cuesta 400 RUB (rublos) y la pueden comprar de antemano acá.

Museo Estatal de Historia

A la derecha, adyacente a uno de los muros exteriores del Kremlin, se encuentra el Mausoleo de Lenin, donde descansan los restos embalsamados del fundador y principal exponente de la Unión Soviética.

Y hacia el frente, de a poco empiezan a adivinarse las cúpulas del edificio más emblemático de toda Rusia. La Catedral de San Basilio fue construida por orden de Iván el Terrible en 1555 para conmemorar la conquista de la antigua ciudad rusa de Kazán de manos de los mongoles (conocidos entonces como los tártaros).

El edificio ha sido modificado a lo largo de su historia pero adquirió su actual forma y esplendor en el siglo XVII. Su fachada está hecha a imagen de una fogata y es sin duda una imagen que queda grabada en la retina de todos sus visitantes.

La catedral fue confiscada por el estado durante la era comunista para luego ser convertida en una división separada del Museo Estatal de Historia.

La entrada cuesta 500 RUB por persona y se puede comprar en el lugar.

Visitar el Kremlin

A pesar de que existen unos 20 kremlin en Rusia, la palabra ha sido asociada en las últimas décadas al Kremlin de Moscú, donde tiene lugar el gobierno del país. Pero el significado de la palabra, así como el lugar en sí, es mucho más antiguo que el actual sistema de gobierno.

Kremlin significa simplemente “fortaleza dentro de una ciudad”, y la de Moscú ha sido, durante el último milenio, residencia tanto de príncipes, duques y tsares, como del más reciente gobierno comunista de la Unión Soviética y del actual gobierno democrático.

En la actualidad el Kremlin es inmenso complejo ubicado en la orilla del río Moskva al lado de la Plaza Roja, que cuenta con numerosos edificios históricos, palacios, iglesias y museos en su interior, además de la residencia permanente del presidente y de los edificios administrativos gubernamentales.

La entrada al Kremlin junto con los museos y palacios de su interior es paga y los tickets se compran en los ingresos al mismo.



Booking.com

Catedral de Cristo el Salvador

Apenas a unas cuadras del Kremlin se encuentra la iglesia cristiana ortodoxa más alta del mundo. La Catedral de Cristo el Salvador se asienta en la ribera del río Moskva y es una imagen extraordinaria.

La original, construida en el siglo XVIII para conmemorar la derrota de Napoleon, fue una de las miles de iglesias destruidas por el gobierno comunista como parte del programa de ateisación. La Catedral actual fue construida en el año 2000 manteniendo hasta cierto punto el diseño original, pero con elementos de la modernidad, como ascensores y un amplio estacionamiento.

Día 2 en Moscú

Recorrer el Distrito de Izmailovo

Soy de la idea de que todas las ciudades tienen su lado exótico (me resisto a usar la palabra bizarro), y no hace falta más que buscarlo. Así llegamos al Mercado de Izmailovo. Lo que nos llevó allí fue la idea de un mercado callejero en un país donde, según nos venían diciendo hacía meses los propios rusos, no había mercados callejeros.

El Mercado de Izmailovo es un lugar fantástico para cualquiera que disfrute de la historia, de la cultura, y por supuesto, de las compras. Entre los productos que pueden llegar a encontrar abundan las matrioshkas, las medallas de guerra, infinitos elementos remanentes de la era soviética, un sinfín de recuerdos con la cara (y el cuerpo ridículamente estilizado) de Vladimir Putin, y por supuesto, pieles animales en forma de los típicos sombreros rusos.

El mercado es relativamente grande y cuenta con dos pisos. Nosotros pasamos un rato largo dando vueltas, mirando sobre todo los artículos históricos que eran de lo que más abundaba.

 

Si bien hay lugar para el regateo, no todos los vendedores lo hacen (aunque sería extraño que se ofendan si lo intentan).

Conectado al mercado se encuentra el lado extravagante del distrito: el Kremlin de Izmailovo. Construido en el año 2007, lejos de cumplir las funciones de su tocayo al otro lado de Moscú, el mismo fue establecido como un centro cultural ambientado en la antigua Rusia.

Hoy en día es el espacio de paseo de una gran cantidad de moscovitas y extranjeros por igual. En su interior se encuentra el Museo del Pan, el Museo de Vodka y el Museo del Arte Folclórico entre muchos otros.

La entrada al Kremlin es gratuita pero para ingresar a los Museos hay que pagar. Pueden encontrar muchísima información en el sitio oficial acá (el idioma lo pueden cambiar en la esquina superior derecha).

Pasear por el Parque Gorky

Es uno de los parques más populares de los muchos que se encuentran en Moscú, especialmente debido a sus largos paseos, a su ubicación sobre el río Volga, al WIFI gratis, y a las cafeterías y heladerías de moda.

Un lugar ideal para ponerse en contacto con la vida cotidiana de los jóvenes rusos que hacen uso intensivo de sus espacios durante el verano y de su pista de hielo durante el invierno.

Entre las actividades que pueden realizar en el parque (dependiendo de la temporada) se cuentan las siguientes: ir a la playa, al observatorio, al museo de arte contemporáneo, del café y del parque Gorky, a la Iglesia de la Trinidad, a los distintos lagos, a comer a uno de los restaurantes al aire libre, etc.

Día 3 en Moscú

Caminar por la Calle Arbat

Ubicada a unos 800 metros del Kremlin, es una calle peatonal que data del siglo XV que se extiende por más de un kilómetro donde abundan lugares históricos como la Iglesia de San Simeón, el Teatro Vajtávog y el Museo de Pushkin, además de cafeterías, restaurantes y demás locales comerciales.

Pasear por el Parque VDNKh y el Jardin Botanico

Como en todo gobierno absolutista, la propaganda en la era comunista de Rusia era un tema serio. El Parque VDNKh, siglas que significan Exhibición de los Logros de la Economía Nacional, fue fundado en 1939 para cumplir la función de muestrario de la Unión Soviética.

Además de grandes y placidos paseos y espacios verdes especialmente bellos en la primavera y el verano, y de una preciosa fuente en el centro, el inmenso parque cuenta con una gran cantidad de pabellones, todos construidos en diferentes estilos arquitectónicos y dedicados a diferentes temáticas.

Hay que tener en cuenta que estos no están siempre abiertos todos a la vez y que las exposiciones también cambian, por lo que antes de ir pueden consultar el sitio web oficial del parque haciendo clic acá.

La famosa People´s Friendship Fountain (Fuente de la Amistad de la Gente)

Si llegan al final del Parque VDNKh, pueden seguir avanzando para visitar el Jardín Botánico de Moscú, un espacio aún más aislado y apacible, ideal para alejarse del ruidoso caos de la capital rusa.

Extras en Moscú

Monumento a Pedro el grande

Esta impresionante e infame estatua dedicada a uno de los tsares mas progresistas de la historia rusa se encuentra sobre el río Moskva y es mundialmente famosa por ser considerada uno de los monumentos más feos del mundo.

Children Are the Victims of Adult Vices

Si les sobra algo de tiempo y el clima acompaña, les recomendamos que vayan a pasear a la menos conocida Plaza Bolotnaya, un lugar tranquilo y placentero para descansar y alejarse del ruido de Moscú. En la plaza van a encontrar un impactante grupo de esculturas, llamado en español Los niños son las victimas de los vicios de los adultos, con un potente mensaje.


Si están planeando un viaje a Rusia (o a cualquier lugar del mundo) pueden contratar su seguro de viaje con un descuento especial a través de nuestro cotizador.


Como siempre, los invitamos a que nos acompañen en Facebook e Instagram, y a que se suscriban al blog ingresando su email debajo y haciendo clic en seguir, así serán los primeros en enterarse cuando publiquemos en el blog.

¡Qué tengan buenas rutas!


¡Viaja con nosotros!

Enterate todas las novedades de Viajando Vivo

Ingresando tu email abajo y haciendo clic en SEGUIR ¡ya formas parte de nuestro viaje! - Vas a recibir en tu correo un email cada vez que publiquemos un articulo nuevo en el Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *