Sin brújula y sin compás: Es hora de frenar (por un rato)

Caminamos sin rumbo por una vida sin guion y sin guía. Deambulamos por el mundo en busca de nuevos horizontes, experiencias, aventuras, cambios y personas, amaneceres y atardeceres. Cada viaje en tren se convierte en todos los viajes en tren, cada espera de aeropuerto son todos los aeropuertos, cada kilómetro se asemeja a los anteriores. Hemos perdido nuestro punto de apoyo, no tenemos una base en la que refugiarnos y tanto tiempo a la deriva, sin brújula y sin compás, nos ha generado una nueva sensación, una nueva añoranza. Una que ha guiado nuestros pasos hasta aquí, que nos empujó a poner en práctica nuestro plan de contingencia. Después de casi 2 años de movimiento sin pausas, llego la hora de frenar.

Fue la añoranza de volver a regar una planta, de verla crecer y dar sus frutos, la de conocer a nuestros vecinos, la de tener vecinos. La de desarmar la mochila entera, y guardarla por un tiempo. Entablar relaciones de amistad, andar en bicicleta, conocerse hasta el último rincón de una ciudad. Tener nuestra cocina donde podamos cocinar a gusto y piacere, planear un asado para el fin de semana o para la semana que viene. Ver a los mismos arboles cambiar de color con las estaciones, ver llegar la nieve del invierno y las lluvias de la primavera.

El amor por la ruta y todo lo que representa sigue corriendo por nuestras venas, alimentando nuestros sueños y nuestras vidas, eso no parece que vaya a cambiar. Pero también teníamos ganas de volver a tener un hogar, uno nuestro, de Ariel y Celeste. Así que pusimos en práctica lo que ya hace mucho teníamos planeado para cuando esto pasara (cosa que sentíamos inevitable tarde o temprano).

Nos vinimos a Dinamarca. ¿Por qué Dinamarca? Es lo que la mayoría de nuestros amigos y familiares (que por supuesto sabían que estábamos viviendo aquí) nos han preguntado. La respuesta es puramente práctica: Dinamarca ofrece a los argentinos visas de trabajo Working Holiday, similar a la que usamos ya en Nueva Zelanda en el 2011 y en Australia en el 2015. Ésta visa nos permite vivir durante un año y trabajar durante 9 meses en todo el territorio danés.

Existen muchas visas similares para argentinos en Europa, pero elegimos ésta por que sacarla es sumamente fácil (ya van a llegar las guías), gratis si lo haces en Dinamarca, y relativamente rápido. Y así fue: vinimos, aplicamos, nos fuimos a Italia (¿vieron los lugares hermosos que conocimos en Italia? ¡Miren las fotos!) y volvimos cuando nos las aprobaron.

Desde entonces hemos estado haciendo justamente lo que queríamos hacer, lo que habíamos empezado a extrañar. Conseguimos trabajos, hicimos amigos, conocimos a nuestros vecinos, regamos una planta y compramos bicicletas. A la ciudad de Copenhague cada día la sentimos un poco más nuestra, cada semana la conocemos un poco mejor.

Si bien costo acostumbrarse a ciertas cosas, luego de dos meses viviendo aquí ya nos sentimos con la suficiente estabilidad como para continuar donde nos quedamos. Estamos listos para romper el silencio del Blog y seguir contándoles las increíbles aventuras que vivimos desde que salimos de Kazajistán hasta que llegamos acá.

Pasamos de todo en nuestro paso por el Oeste de Rusia, por Turquía, Berlín e Italia. Y claro, nuestra vida en Dinamarca no está exenta sus propias aventuras y desafíos. No se imaginan lo ansiosos que estamos por escribir esos relatos, esas guías y ver qué sale de nuestras cabezas ahora que estamos pasando por tantos cambios.

Hoy tocamos tierra después de 2 años a la deriva, pero desde el puerto que ahora llamamos hogar podemos ver los vientos huracanados que sacuden al océano infinito que es el mundo, y que prometen aventuras, y sonreímos con expectación pensando en nuestra próxima odisea.

La ruta siempre, inevitablemente, nos va a volver a llamar. Y nosotros nunca podremos ignorar ese llamado.


Como siempre, los invitamos a que nos acompañen en Facebook, Twitter e Instagram, y a que se suscriban al blog ingresando su email debajo y haciendo clic en seguir, así serán los primeros en enterarse cuando publiquemos en el blog.

¡Qué tengan buenas rutas!


¡Viaja con nosotros!

Enterate todas las novedades de Viajando Vivo

Ingresando tu email abajo y haciendo clic en SEGUIR ¡ya formas parte de nuestro viaje! - Vas a recibir en tu correo un email cada vez que publiquemos un articulo nuevo en el Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *