11 cosas que no te pueden faltar en la mochila

Hay algo sobre vivir de una mochila que me encanta. Pensar que todo lo que tengo en el mundo entra en esos centímetros cuadrados de tela me genera una sensación de libertad difícil de poner en palabras. Allá donde voy, mi mochila es mi casa, todo lo que llevo en la ella tiene un sentido práctico, no me falta ni me sobra nada.

Viajar ligero genero un impacto profundo en mi forma de ser y de relacionarme con mi entorno, porque he adoptado una clara conciencia de lo realmente necesario, y me he acostumbrado a dejar ir lo que ya no sirve (o lo que nunca sirvió).  

A lo largo de los años que llevo viajando he aprendido qué cosas no me pueden faltar en la mochila a la hora de encarar un viaje largo:

La mochila

Allá donde voy, mi mochila es mi casa Clic para tuitear

  1. Soga: puede ser sumamente útil para aquellos que no quieran pagar una lavandería o que no tengan tiempo para dejar la ropa para lavar. Nosotros lavamos la ropa en el baño y después la colgamos de la soga. También es útil para asegurar cosas que llevamos colgadas de la mochila como una carpa, una bolsa de dormir o unas botas de montaña. Una vez hasta la usamos para asegurar una puerta de un hostel que no tenía llave. La soga es de los elementos más prácticos, livianos y pequeños que llevamos.
  2. Toalla de secado rápido: realmente práctica cuando se trata de viajar a países con altos niveles de humedad como los del sudeste asiático y el sur de Asia o Centro América donde las cosas simplemente no se secan más (y agarran olor a humedad). Para nosotros fue fundamental durante el Trekking de Annapurna en Nepal, ya que una toalla normal nunca se hubiese secado tan rápido como necesitábamos. 
  3. Cantimplora: llevar una cantimplora es fundamental por varias razones. En primer lugar es una gran ayuda al medio ambiente el hecho de no consumir botellas de plástico para tomar agua; en segundo lugar es potencialmente una gran ventaja en cuanto al presupuesto, ya que con un potabilizador (para estar tranquilos) podemos recargarlas infinitamente con agua de la canilla y así no gastar en 3 ó 4 litros de agua embotellada por día.
  4. Cortaplumas: ésta es una herramienta que todo viajero debería tener consigo siempre. Su practicidad habla por sí misma, es un cuchillo, destornillador, serrucho, destapador, abrelatas y más, todo es un espacio sumamente reducido.
  5. Linterna: la utilidad de esta herramienta también habla por sí misma, sobre todo en países con problemas energéticos como India, Nepal y el sudeste asiático en general, o para los aficionados al senderismo.
  6. Adaptador universal: comprar uno después de tanto tiempo de renegar con los enchufes nos facilitó la vida. Hoy en día los venden con entradas USB para cargar los celulares directamente desde el adaptador. Son prácticos y útiles en extremo en cualquier lugar del mundo.
  7. Candado: éste es importante para los que (como nosotros) no quieran dejar todos sus efectos personales de valor a merced de los trabajadores del hostel. Sí, el candado se puede romper, pero al estar roto ya se tiene la prueba física de que se les ha robado, y algo es algo, ¿no?
  8. Bolsas de plástico: si bien nosotros estamos en contra del uso indiscriminado de bolsas de plástico, si ya las tienen en sus casas no las tiren. Una dotación de estas bolsas en la mochila es útil justamente para guardar la basura de forma higiénica cuando no se dispone de un lugar adecuado para descartarla.
  9. Papel higiénico: muchos no se lo imaginan, pero en gran parte del mundo no se usa papel para limpiarse en el baño, sino que sólo agua. Nosotros por comodidad siempre llevamos un par de rollos de papel higiénico en la mochila que también funcionan como servilletas, pañuelos, y hasta papel para escribir cuando no hay otra cosa a mano.
  10. Riñonera interior: es muy útil para llevar los documentos más importantes y las tarjetas de crédito o dinero en efectivo de forma segura y organizada.
  11. Botiquín de primeros auxilios: con esto no me refiero a esa caja que venden en las farmacias, sino a un neceser con ciertos elementos básicos como vendas, cinta, antiséptico, banditas hipo alergénicas, antialérgico, ibuprofeno, caramelos de miel o limón (para la garganta seca), etc.

Por supuesto que a todo esto se le debe agregar las cuestiones más básicas como ropa acorde al clima de los países que se van a visitar, calzado cómodo para caminar, gorra o anteojos de sol, y todos los elementos tecnológicos que nos dan más comodidad como el cargador portátil, el libro electrónico, y demás.

A la hora de armar la mochila hay que recordar que menos es más y que cada gramo extra lo van a sentir mucho más pesado en la espalda y los hombros cuando estén cansados.

A la hora de armar la mochila, menos es más Clic para tuitear

Y ustedes

¿Qué cosa no les puede faltar en la mochila? ¿Nos faltó algo? ¡Esperamos sus comentarios!


Si están planeando un viaje  a cualquier lugar del mundo pueden contratar su seguro de viaje con un 5% de descuento a través de nuestro cotizador.


También los invitamos a que nos acompañen en Facebook, Twitter e Instagram, y a que se suscriban al blog ingresando su email debajo y haciendo clic en seguir.

¡Qué tengan buenas rutas!


¡Viaja con nosotros!

Enterate todas las novedades de Viajando Vivo

Ingresando tu email abajo y haciendo clic en SEGUIR ¡ya formas parte de nuestro viaje! - Vas a recibir en tu correo un email cada vez que publiquemos un articulo nuevo en el Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *