Viajar no es una competencia

Vivimos en una eterna competencia. La sociedad en la que vivimos nos empuja con fuerza a la línea de partida y nos amenaza con la condena de quedarnos atrás si no nos disponemos a correr. Soy competitivo, especialmente en las cosas que amo hacer. Viajar es mi pasión, y durante mucho tiempo tuve, si bien lo negaba, un hambre de ser mas, de viajar mas, de llegar mas lejos y a mas lugares, de coleccionar destinos, experiencias y conocimientos. Buscaba la forma de mostrarle al mundo que yo soy viajero, soy distinto, mejor, y me reía de otras formas de vida como solo los necios pueden reírse.

Y fue justamente viajando mas, por mas tiempo, mas lejos y mas profundo, que entendí algo que me dejo por un lado pasmado por mi propio ego desmedido, y por el otro iluminado en cuanto a la realización de una verdad que tanto tenia que ver conmigo: entendí que viajar no es una competencia.

Insisto, yo era el mayor defensor de las obsoletas teorías de que los viajeros y los turistas son antagónicos, enemigos irreconciliables. Para mi los segundos eran unos intrusos metidos en el mundo de los primeros, y lejos estaba de estar solo en esta línea de pensamiento.

Pero fui entendiendo de a poco y con el tiempo que no hay dos formas de viajar, que el mundo no se divide en viajeros y turistas. En cambio, cada persona viaja de forma diferente. De hecho, pienso que hay tantas formas de viajar como personas que viajen, así como dos personas no entienden una obra de la misma forma, tampoco viajaran de la misma manera. Ninguna forma de viajar puede estar ni mal ni bien, es simplemente distinta.

[bctt tweet=”El mundo no se divide en #viajeros y turistas, cada persona viaja diferente” username=”viajandovivonet”]

Ellos no son mejores por que hacen dedo y a mi no me gusta, y aquellos otros no son peores por contratar una excursión programada. Cada viaje es distinto, por eso cada vez que se vuelve a un mismo lugar se lo ve de forma diferente, porque son otros los ojos que lo miran.

Entender que viajar no es una competencia altero profundamente mi filosofía sobre los viajes. Pude por fin dejar de compararme y empezar a relajarme, mas que nunca dejarme llevar por la ruta. Deje de contar destinos y experiencias, y estas empezaron a llegar maxificadas por el mismo sentido de la sorpresa. La ruta nos asombra todos los días, eso es lo hermoso de viajar. Todos los días decenas de personas son puestas en frente de nosotros y cada una de ellas puede alterar nuestros viajes y nuestras vidas en un giro de 180 grados, si solo dejamos ir esa necesidad de competir, de comparar, y en cambio recibimos con los brazos abiertos lo que el camino tenga para darnos.

Viajar debe ser un placer, una excursión a los limites más alejados de la zona de confort, en la que la mente se abra a nuevas ideas y nuevos puntos de vista. Viajar es un camino solo de ida, porque como dice Gary Jennings en “El Viajero”:

El hombre que vuelve a casa no es nunca el mismo, tanto si regresa de un monótono día de trabajo en su despacho como si vuelve al cabo de muchos años pasados en lejanos países, en largos caminos, en melancólicas distancias, en tierras donde la magia no es misterio sino un hecho cotidiano.

Dharamsala, Himacha Pradesh, India,

Vivimos en un mundo acelerado y resultadista, donde toda acción debe ser emprendida en busca de una ventaja o un beneficio futuro ya sea propio o ajeno. ¿Es esta la única motivación posible en los actos de las personas? Nosotros elegimos viajar no por una necesidad competitiva de ir mas lejos, no buscamos superarnos a nosotros mismos ni a nadie mas, no buscamos encontrar una idea que algún día nos regale una vida fácil y cómoda, en cambio viajamos por simple curiosidad, por experimentar la vida en otros entornos, por probar, ver, oler y escuchar cosas nuevas, vivimos viajando porque viajar, a nosotros, nos hace felices, y esa es nuestra única motivación.

[bctt tweet=”Viajamos por simple curiosidad” username=”viajandovivonet”]

Y Ustedes

¿Que piensan? ¿suelen medirse con los demás mientras viajan? ¡Esperamos sus comentarios!

Así termina esta reflexión, y si les gusto los invito a que nos sigan acompañando en nuestros viajes suscribiéndose al Blog ingresando su email en la casilla de abajo y haciendo clic en Seguir, y a través de Facebook, Twitter y Instagram, así son los primeros en enterarse cuando publicamos.

¡Que tengan buenas rutas!


¡Viaja con nosotros!

Enterate todas las novedades de Viajando Vivo

Ingresando tu email abajo y haciendo clic en SEGUIR ¡ya formas parte de nuestro viaje! - Vas a recibir en tu correo un email cada vez que publiquemos un articulo nuevo en el Blog.

2 comments

  1. Asi mismo, lo expresaste impecablemente es lo que pienso y aprendi con los años y despues de viajar de todas las formas posibles. Igual me quedo con la de viajero solitario por mi libre albedrio pero como decis dada uno que la disfrute y viva a su manera. Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *